Días
Horas
Minutos
RESEÑA: Los seres vivos conviven con las radiaciones desde sus orígenes. La radiación es invisible, silenciosa, no huele ni sabe a nada y tampoco se puede tocar. Sin embargo, la radiación está presente a nuestro alrededor, incluso, dentro de nosotros mismos hay sustancias que emiten radiación. Además de las fuentes naturales de radiación, el ser humano ha sido capaz de desarrollar distintos aparatos que se basan o utilizan las radiaciones. En particular, las radiaciones ionizantes tienen aplicaciones muy importantes en industria, investigación y medicina produciendo efectos sobre las personas y sobre el medio ambiente. Por ello conversemos, es importante detectarla, identificarla, medir en qué cantidad está presente y cuáles son sus beneficios o efectos adversos en el ser humano.